jueves, julio 01, 2010

La Palabra

















En la  era de las comunicaciones,  de la facilidad de palabra a través de todos los instrumentos de comunicación, nosotros nos comunicamos cada vez menos.
Se ha perdido con el correr del tiempo, el poder de la palabra, todo es mas fácil y menos comprometido decirlo a  través de un mensaje de texto, un mail, carita, emoticones, que lo reemplazomos por emociones que no nos animamos a expresar.
Si estos medios no solo sirvieran para comunicarnos con gente que no tenemos cerca, que hace rato que no podemos ver, por distancia, tiempo, etc. Pero entre  nosotros,  estos instrumentos tendrían que ser obsoletos, la palabra tendría que prevalecer.
Cuando hay escasez de palabra, hay falta de dialogo, de comunicación entre ambos, y se va creando un abismo cada vez mas enorme, que se va imponiendo entre ambos. Y si sumamos que a esa falta de dialogo, le sumamos la distancia, la falta de caricias, el estar presente, el abismo es cada vez mas grande.
Ante la escasez del dialogo, cada uno se refugia en lo que mas le satisface, y lo remonta a los lugares mas placenteros para cada individuo.
Si entendiésemos el poder que tiene la palabra dicha en su tiempo, el dialogo diario, aunque sea de banalidades, entenderíamos como enriquece la relación, la pareja, el alma de cada uno de nosotros.
Pero la rutina, el andar apurado todo el día, va dejando atrás la forma mas simple y mas sincera de comunicarse, que es el dialogo.
Porque cuando dialogamos, lo hacemos de una forma no efectiva, y menos afectiva, porque cada uno de nosotros viene con una carga enorme del día de trabajo, la calle,  el stress, las preocupaciones, y para no trasladarlos, no dialoga.
La palabra, el dialogo, el esbozar una frase, es la que nos saca de dudas, aclara el panorama, a la cual tenemos una respuesta, que puede gustarnos o no, pero eso conforma un dialogo lógico y coherente.
La palabra, es la que nos da fuerza en esos momentos que nos creemos vencidos, sin fuerzas para seguir en la lucha diaria.
La palabra es aquella que llega cuan mejor consuelo, en momentos de desazón, de tristeza atemorizante.
La palabra es aquella que nos llena de alegría, emoción, esperanza, es la que nos gratifica como persona, y acaricia a nuestra alma.
Si la palabra tiene tanta fuerza en uno que la escucha y en el que la emite, porque ir perdiendo el ejercicio diario de dialogar, no se necesita tanto, solamente esbozarla.
Emitamos esa palabra, para reconfortar, para aliviar, para aclarar, para alegrar,  solamente para dialogar, no perdamos la oportunidad de expresar todo lo que sentimos y todo lo que queremos, porque esta en nosotros hacer conocer cuales son nuestras falencias y lo hacemos a través de la palabra.
No se requiere  gran entrenamiento, solamente sinceridad, y ganas de comunicarnos y comunicar.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario

URL=http://pookatoo.com/][IMG]http://img823.imageshack.us/img823/8925/3a17dda007d7ee8e1f3c2c3.gif[/IMG][/URL]

ShareThis

AddThis

Share |
Related Posts with Thumbnails